¡Empezó la temporada de Desafíos Municipales!

El pasado jueves 12 de abril se celebró la primera edición de este año. La idea de estos eventos es mostrar los distintos proyectos que nuestros alumnos van realizando. Esta vez, fue el turno de dos jóvenes de Geografía, que presentaron cada uno sus trabajos realizados en la comuna de La Florida, titulados “Plan de Gestión para el bosque Panul” y “Georeferenciación del delito en la Florida”.

PLAN DE GESTIÓN PARA EL BOSQUE PANUL

El primero, a cargo de Marión Cereño, se trata de una propuesta de protección ambiental para el lugar donde se emplaza el Fundo el Panul. Este está compuesto por 520 hectáreas de bosque esclerófilo y donde, actualmente, se encuentra en debate un proyecto inmobiliario que pretende ocupar 60 hectáreas para instalar más de mil viviendas.

Luego de más de un año de investigación, y de que la comuna se pronunciara a través de un plebiscito, el estudio propuso un modelo de planificación sustentable para la zona. Este contempla sólo 23 hectáreas para desarrollo urbano, 122 de protección del bosque y más de 150 de protección y amortiguación de quebrada, lo que da como resultado aproximadamente 300 hectáreas protegidas.

GEOREFERENCIACIÓN DEL DELITO EN LA FLORIDA

El segundo estudio, a cargo del alumno Tomás Arellano, corresponde a la investigación que está siendo desarrollada por el alumno para establecer herramientas que sean útiles en la creación de mapas de localización y concentración delictual de La Florida. Además, Tomás está recopilando información de variables urbanas (como las cámaras de vigilancia, presencia de sitios eriazos, luminosidad de los lugares, etc.) y su relación con actos delictuales.

La información recabada por esta investigación, que sigue en curso, beneficiará directamente a la Dirección de Protección Ciudadana (Diproc) quien hoy cuenta con bases de datos e información, pero que quedan desaprovechadas en la respuesta a los hechos delictuales.

La idea es que, una vez finalizado el proyecto, otras comunas lo repliquen, debido a que no se están aprovechando estas fuentes de información como se debería. El hacerlo, se traduciría en que, por un bajo costo, los municipios podrían dar una respuesta efectiva y más eficiente en prevención y control del delito.