Ganadores 2011: Programa de Ampliación de Información de Consumo

Quizás es lógico creer que ser de primer año es una desventaja frente a los alumnos con mayor experiencia a la hora de aplicar conocimientos. Un trío de novatos no permitió que esto les entrara a la cabeza y participaron en el concurso Ideas Jóvenes para Chile 2011 organizado por el Centro de Políticas Públicas, la DAE y la FEUC. ¿El resultado? Obtuvieron el segundo lugar con un programa de capacitación financiera para familias vulnerables.

«Ellos tienen más experiencia y conocimientos que nosotros, pero no por eso más motivación, que fue la gran herramienta que nos alentó a seguir adelante siempre», cuenta Reiner Baack (Derecho) quien junto a Darinka Barrueto (Derecho) y Alberto Sasmay (Ing. Comercial) crearon el Programa de Ampliación de Información de Consumo (PAIC). El programa consiste en crear una plataforma para orientar financieramente a familias que postulan al subsidio de vivienda Fondo Solidario y así reducir su endeudamiento. La idea es fomentar el consumo responsable y uso adecuado de las tarjetas de crédito.

Por si fuera poco, el programa incluye una página web complementaria a los contenidos del PAIC que incorpora una herramienta de cálculo, control y planificación de las cuentas financieras familiares. «Esto amplía la cobertura de la capacitación al público, lo que cumple con la finalidad de reforzar la armonía y convivencia de las familias chilenas», explica Baack.

Uno de los enfoques del concurso Ideas Jóvenes para Chile es que los alumnos trabajen de forma interdisciplinaria. Por eso, Darinka y Reiner se contactaron con Alberto Samsay, quien había trabajado con Reiner en el Preuniversitario de la FEUC. «Mi labor fue aportar la visión en materias contables y de impacto económico; aportar con temas de lenguaje más técnico y especializado en materia financiera y buscar información relevante», dice Alberto.

Pero el trabajo no fue fácil, una de las dificultades principales fue conciliar la Universidad con su participación en el concurso. «Ponernos de acuerdo para ver las fechas de trabajo y organizar nuestros horarios. ¡La U demanda mucho tiempo! También fue un desafío buscar bibliografía fácil de comprender, porque todo era extremadamente específico», cuenta Alberto.

Sin embargo, lo lograron. Pasaron de estar preseleccionados a defender su propuesta ante un jurado especializado, quienes les otorgaron el segundo lugar frente a otras 18 propuestas. La satisfacción es evidente en Reiner: «Es una experiencia realmente gratificante haber participado en esta iniciativa, no sólo por el propio proyecto, sino por haber tenido la oportunidad de conocer las otras ideas en el concurso, todas muy buenas. Te enriquece como alumno y como persona: siempre es bueno ir desarrollando una mirada más integral de la sociedad y no encerrarnos tanto en nuestras carreras».

 

Presentación Programa de Ampliación de Información de Consumo