SMAPA busca mejorar su relación con la comunidad con la ayuda de alumnas de Trabajo Social

Uno de los desafíos más importantes que ha propuesto la nueva administración de SMAPA es mejorar las relaciones con la comunidad para así crear un sentido de pertenencia y de cuidado comunitario para las instalaciones de la empresa.

Dentro de ese cuidado se encuentra prevenir robos y la destrucción de grifos.  El Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado es un proveedor sanitario, de propiedad 100% municipal, que abastece a cerca de un millón de habitantes en Cerrillos, Maipú y Estación Central.

Para lograr lo propuesto por la empresa municipal, SMAPA solicitó el apoyo de alumnas de Trabajo Social, a través de Puentes UC, para que generaran un diagnóstico y una estrategia de intervención comunitaria para mejorar la percepción de las organizaciones y vecinos de la población San Luis 4 hacia las instalaciones de SMAPA.

«Ha sido muy productivo e interesante. Lo que han aportado las alumnas son las ganas de hacer cosas. Hemos realizado diversas reuniones, han trabajado muy bien en terreno, en contacto directo con la comunidad», cuenta Cristián Escalona, director de comunicaciones de SMAPA.

Stephannie y Claudia han organizado paseos al interior de las copas de agua con niños, actividades deportivas como un campeonato de baby fútbol y otras artísticas como un concurso de dibujo con los jóvenes de la comunidad. Además, han llevado a cabo reuniones y mesas de trabajo con los vecinos para aclarar dudas con respecto al servicio. Otro objetivo de este trabajo es es buscar soluciones al mal uso de agua potable, sobre todo en la época de verano.

«En realidad nosotras pensábamos que esta práctica estaría ligada al ámbito organizacional pero nos ha sorprendido grátamente insertarnos en el área comunitaria. Para una empresa municipal y única en su especie, como es SMAPA, es muy importante incorporar la Responsabilidad Social Empresarial en su eje de acción. Enfrentarnos a una comunidad vulnerable y que no conocemos ha sido un gran desafío pero lograr cercanía con los vecinos para que nos apoyen en nuestro proyecto. Ha sido una experiencia muy gratificante», cuenta la alumna Stephannie Rioseco.

Pero el trabajo no sólo se concentra en la gente de la población San Luis 4, las alumnas también han concretado acuerdos con empresas: «Las chicas han gestionado y generado alianzas estratégicas para conseguirse premios, auspiciadores, publicidad. Ellas han aportado al interior de la organización, lo que ha resultado la cercanía con los usuarios», afirma Escalona.