MAIPÚ SUSTENTABLE

Desde el curso Diseño e Impacto Ambiental, dos grupos de estudiantes están trabajando en la confección de proyectos que puedan impulsar los sueños e ideas de vecinos del sector de Rinconada y 4 Álamos en Maipú.

 

El huerto urbano y el sueño de la ruta turística

El año pasado, a través de un proyecto FOSIS, se inició el trabajo de un huerto urbano en el sector de Rinconada.  Éste, es uno de los pocos sectores rurales que quedan en la comuna de Maipú y está junto a la ruta que une la Comuna con Padre Hurtado. El huerto, logró entusiasmar a vecinos del sector que se organizaron y trabajaron arduamente hasta configurarse como una organización con personalidad jurídica: El Maitén. Además, bajo el alero del huerto urbano se les enseñó a los vecinos a postular a capitales semilla, los que algunos ganaron para empezar a desarrollar otros proyectos como talleres de greda, confección en cuero y bordado en cinta. 

De esta base nació entre los vecinos un sueño: trabajar, fomentar estos nuevos proyectos y lograr establecerse como una zona que recoge las tradiciones del sector que se han ido perdiendo, con el fin de concretarse como un polo turístico de la capital. Sin embargo, para ese sueño falta mucho.

Con el nexo que Puentes UC tiene con la Municipalidad de Maipú, se empezó a buscar opciones para ayudar a los vecinos con su idea. Así fue que el curso Diseño e Impacto Ambiental de los profesores Tomás Valdés y Mariana Kaplun se interesó en el proyecto y un grupo de estudiantes del ramo ha trabajado durante todo el semestre en un diseño para mejorar el huerto y potenciarlo dentro de la misma comunidad. 

Matías Echavarría, Francisca Cattan, Antonia Yunge, Lissett García, María Cristina Adasme y Alejandra Neira están desarrollando un diseño eco sustentable para el huerto que incluye la confección de un invernadero a base de botellas, mecanismos de riego simples y accesibles así como la disposición de cada elemento para que sea funcional a un circuito educacional. Este diseño será la base para la búsqueda de fondos para poder desarrollar el huerto y empezar a potenciar el sector.

Al respecto, en una presentación que se realizó a la gente del huerto, vecinos del sector y funcionarios de la Municipalidad se trazaron ideas para desarrollar la idea presentada por los alumnos, motivando a todos con el proceso que se generó. «Me parece que el trabajo que han hecho los estudiantes de Puentes UC pone de relieve un tema que es muy atractivo, que es cómo podemos vincular distintos estamentos en función de un objetivo que se hace más viable cuando son más los que participan», comentó Rodrigo Figueroa, del Centro de Desarrollo Productivo de  la Municipalidad, en aquella ocasión.

 

Una espacio, una plaza, un aprendizaje

En otro sector de Maipú, en 4 Álamos también hay alumnos del curso Diseño e Impacto Ambiental poniendo su conocimiento a prueba en la realidad. 4 Álamos, que es un eco barrio dentro de la comuna, continúa en la búsqueda de espacios que queden a disposición de los vecinos, pero siempre bajo una mirada sustentable. Por esto,  la Junta de Vecinos de 4 Álamos, liderada por su presidente Ricardo Acuña, buscaron alguna forma de recuperar una plaza del sector a través de materiales reciclados.

El proyecto cayó en manos de un grupo de estudiantes conformado por Paola Costa, Dominique Baus, Victoria Gallardo, María Paz Rojas, Sofía Irarrázabal y Gabriela Luttecke quienes empezaron a trabajar en un diseño sustentable para conformar la plaza, que hoy no tiene un mayor provecho,en un espacio con juegos para niños a base de neumáticos.

Tres de las alumnas fueron la semana pasada a presentar los avances a la gente del sector y a conseguir opiniones e ideas de quienes serán los que, de realizarse el proyecto, podrán disfrutar de este espacio. En una reunión que contó con la presencia de  los vecinos de 4 Álamos, funcionarios municipales, niños de la brigada ambiental de la escuela Vicente Reyes Palazuelos y el diputado Pepe Auth, se discutió de las posibilidades de concretar el proyecto que se postulará a fondos externos, además de recoger las ideas de quienes asistieron para la culminación del diseño.

Sin embargo, para los vecinos el tener una plaza a base de materiales reciclados no es sólo un  avance en temas de espacio, si no también es un aprendizaje que quedará para los niños de 4 Álamos. «Yo creo que el cambio que se va a generar será ir tomando conciencia de que es necesario reutilizar los materiales que generalmente nosotros botamos. Lo van a empezar a vivir los niños desde más pequeños. Especialmente en estos sectores donde existe mucha facilidad para que los niños destruyan. Esto les va a enseñar que es necesario construir con lo que generalmente se bota», dice María Teresa Avilés, directora de la Escuela Vicente Reyes Palazuelos.

 

Galería de Fotos