Alumnos usan el cine para enseñar conceptos de ciencias sociales en Maipú

20 de diciembre, 2016

Con una idea muy concreta y buscando un municipio en dónde implementarla llegaron Florencia Salim (1er año) y Felipe González (3er año) —ambos alumnos de sociología— a las oficinas de Puentes UC en el Campus Lo Contador. Los estudiantes consideraban que desde las ciencias sociales —más específicamente desde la difusión y discusión de ciertos conceptos claves para entender los procesos sociales que vive Chile, tales como género, migración, política, individualismo y educación— había mucho que aportar al país.

Los alumnos definieron un programa en donde a través de un ciclo de talleres llamado “Análisis social del cine” asociaban diferentes conceptos que se ven en sociología, como los ya mencionados, y se aterrizaban a través de películas conocidas. Esta metodología les permitió acercar a su público, alumnos de 1ro y 2do medio del Complejo Educacional Maipú, conceptos abstractos de forma familiar y concreta.

Florencia y Felipe fueron los talleristas, y quienes en el marco de una pasantía se encargaron tanto de preparar el material a ser enseñado, como de ir pasando por los diversos cursos del colegio difundiendo esta iniciativa. En la entrevista nos cuentan un poco sobre la experiencia y de cómo la implementaron:

El uso del cine para explicar conceptos es interesante ¿Nos podrían contar algún ejemplo, alguna película y cómo la abordaron?

Felipe: Claro, el tema de la educación por ejemplo lo vimos desde varias perspectivas, pero una película que nos sirvió ahí fue The Wall. Hicimos las relaciones de cómo los estudiantes podían entender la propia escuela desde la perspectiva de autores como Foucault y Bordieu pero asociándolos constantemente a la película, viendo fragmentos y posteriormente comentando. La dinámica era que los comentarios nacieran de ellos.

¿Qué película escogieron para tratar el género?

Florencia: El tema de género lo abordamos a través de muchas  películas  porque es un concepto que no es muy problematizado. Por ejemplo, en The Truman Show, vimos como se mostraban los roles de género, el papel secundario que tenía la mujer en su rol de esposa que pasaba siempre en la cocina.

También vimos Mad Max en donde se problematizaba  un poco este tema del héroe siempre masculino. En la película la heroína era una mujer, los roles cambiaban y la caracterización de las mujeres era diferente.

Felipe: Cuando tratamos el tema de política nuestro objetivo era ver dentro de ella cómo nosotros como personas podíamos participar y tener cierta importancia dentro de la misma. Lo anterior era una discusión bastante contingente, especialmente considerando lo bajo que están los niveles de representatividad y la legitimidad misma de la política. Para hablar de esta temática usamos la película V de Vendetta… a los alumnos les gustó mucho.

Florencia: Así es, de hecho fue de las más exitosas. Fue un personaje que se traspapeló a la realidad.

alumnos-escuelita-3

¿Cuáles fueron sus impresiones de la experiencia?

Florencia: Valió la pena mil veces, fue una experiencia muy gratificante también y motivante para nosotros y para los participantes del taller. Creo que lo más gratificante fue notar que lo que hacíamos era algo novedoso para ellos y que los hacía querer seguir aprendiendo más. Para nosotros eso fue una tremenda motivación.

En estos talleres se atrevieron a hablar, se atrevieron a  decir lo que pensaban, una instancia que en el colegio no se da. Muchos salieron dándonos las gracias porque aquí era posible no sólo tener una opinión, sino también comunicarla. Era posible generar conocimiento sin un profesor que les dijera qué tenían que hacer.

Felipe: Para mi fue satisfactorio y sobre todo me llevé una impresión grata de que derribé varios prejuicios que tenía en respecto a la situación. En un comienzo no pensábamos hacer el taller en colegios, porque pensábamos que  quizás por el hecho de trabajar con gente más joven se podía generar un problema a la hora de elaborar conocimiento, pero luego te das cuenta que niños y niñas de 1ro medio pueden llegar a tremendas reflexiones y conclusiones que hasta a uno lo dejan con la boca abierta.

También me gustó el haber trabajado con un colegio que si bien no era particularmente vulnerable, tenía una cierta limitación de recursos y tenía una población que enfrentaba varios problemas sociales. El hecho de que tuvieras a un grupo de niños conversando de temáticas sociales, dándoles un espacio para que den su opinión y desarrollen sus ideas, algo que frecuentemente no tienen, era muy contrastante con lo que veíamos al salir del colegio.

Todo esto nos motiva a seguir trabajando, encontré  que los chiquillos eran talentos, que tenían una capacidad de reflexión que quizás ellos mismos no se habían dado cuenta y que quizás —por las condiciones socioeconómicas o por el colegio de donde van a egresar— no van a tener más oportunidades para pensar como lo hicimos en el taller y convertir esos conocimientos en algo que sea un aporte a su vida o al país.

¿Les gustaría continuar con esta iniciativa? ¿Cuáles son sus proyecciones?

Felipe: Mira, en principio proyectábamos este taller desde un colectivo que llamabamos la Escuela Galeano-Mistral. Hoy nuestro colectivo se fusionó con otros grupos y formamos el Colectivo Torrente. Como ahora somos más gente, cerca de 20 en un equipo interdisciplinario, pretendemos hacer otras cosas y sumar iniciativas. Tenemos la intención de seguir haciendo este taller y abrirnos  también a otras temáticas usando otros elementos culturales aparte del cine para hablar de ellas, tales como la música, el cómic y el deporte.