Apoyo a la Escuela Especial Santiago Apóstol para sordos de la comuna de Santiago

Dos estudiantes – como parte su práctica intermedia de Trabajo Social – se incorporaron durante un año al equipo técnico social de la Escuela Especial Santiago Apóstol, establecimiento educacional que atiende a estudiantes con trastornos secundarios de la comunicación.

Las alumnas se introdujeron en la difícil realidad de la educación especial en las escuelas municipales y dentro de ese contexto hicieron un gran trabajo para valorizar la interculturalidad al interior del establecimiento, poniendo en valor no solo la cultura de origen de las distintas familias de la escuela, sino la cultura e identidad propia de los alumnos; la sorda. Mediante seminarios, talleres y campañas, las alumnas lograron unir y valorar a la comunidad escolar desde sus diferencias y oportunidades.

Para dar cierre a la práctica y como forma de dejar plasmado en la escuela el enfoque desarrollado durante el año, las estudiantes organizaron la Primera Feria Intercultural de la Escuela Especial Santiago Apóstol.